Receta para hornear exquisitas landings y CTAs

Como si se tratara de un lemon pie o un brownie con helado, una landing page tiene que entrar por los ojos. Tiene que decir todo lo que el usuario esperaba encontrar antes de hacer click en ese anuncio que lo llevó allá. Algunas raciones de creatividad, unas cuantas cucharaditas de contenido visual y mucha información son los ingredientes clave para que esa persona se deleite con tus productos y servicios y avance en el proceso de compra.

Un artículo básico pero importante para todos los que no tienen idea qué es una landing page, cómo redactarla y diseñarla y por qué es tan efectivo contar con Calls To Action que impacten.

¿Una landing qué…?

Si todavía no estás muy familiarizado con este término, te damos una explicación corta y sencilla de Wikipedia sobre lo que es una landing page:

Es una página web a la que una persona llega tras pulsar en el enlace o botón en un portal, banner o anuncio de texto situado en otra página web, aplicación, red social, e-mail o portal de Internet.

Por definición, la landing page es una extensión de aquel anuncio donde una persona hizo click para “aterrizar” finalmente en un sitio donde encontrará más detalles sobre una oferta, un producto o un servicio que le interesó.

Recetas para hornear exquisitas landings y CTAs 2

Imagen: http://www.espacios.media

Las paginas de destino o landing pages conforman el paso previo y obligatorio en el proceso de conversión ya que en ella se ponen a disposición un conjunto de elementos que invitan a los usuarios a llenar sus datos para recibir más información sobre un producto o un servicio ofrecido en la web. El acto de brindar datos a una empresa, convierte a las personas en prospectos reales de venta, es decir, en potenciales clientes. Por eso es muy importante que la landing page muestre exactamente lo que ellos están necesitando ver.

Elementos de una landing page

Según el portal InformaBTL, el contenido que no puede faltar en una landing page y que debe estar estrategicamente construido para que esta sea efectiva son los siguientes:

  • TITULAR CAUTIVANTE
  • INFORMACIÓN DETALLADA DEL PRODUCTO / SERVICIO 
  • TESTIMONIOS DE OTROS CLIENTES
  • DISEÑO IMPACTANTE Y AMIGABLE
  • COLORES REPRESENTATIVOS DE LA MARCA
  • FORMULARIO (CONCRETO) A LLENAR POR EL USUARIO
  • LLAMADA A LA ACCIÓN

Si bien todos estos elementos son necesarios e importantes para que un potencial cliente continúe avanzando en el proceso de compra, considero que el titular y la llamada en acción son las dos piezas fundamentales. Si querés mas información sobre como armar frases de cabecera o títulos impactantes, te invito a leer este artículo que subí hace un tiempo. A continuación, nos metemos en el famoso CTA o Call To Action.

CTA, Call To Action, llamada a la acción…. o botón

Llamalo como más te guste, lo importante es que entiendas lo necesaria que es su presencia en una landing page. Para repasar rapidito, una llamada a la acción o CTA es un enlace o botón que nos dice qué debemos hacer o cual será el próximo paso a ejecutar en una landing page o cualquier otra pagina de un sitio. “Comprar”; “Mas información”; “Reservar” son algunos de los botones que más solemos encontrar en las web.

Recetas para hornear exquisitas landings y CTAs 3

Esas son llamadas a la acción. Suelen estar compuestas por una imagen y un breve texto, los cuales trabajan en conjunto para que el usuario haga una acción y que, de este modo, se consiga una conversión.

(shh…) Algunos tips

NO DES ORDENES

No es necesario que ese texto sea un imperativo del estilo “hace tal cosa”. Se pueden usar otros tonos de comunicación para indicarle a tus visitantes que realicen una acción. En esta landing page podes ver un ejemplo de ello.

Recetas para hornear exquisitas landings y CTAs 4

¿Y DESPUÉS?

Otro punto importante que debemos saber redactar y confeccionar. Lo que se muestra una vez que la persona hizo click en tu CTA es casi tan vital como la construcción de una landing page efectiva. Un mensaje de agradecimiento por dejar los datos, o por comunicarse o por interesarse en un producto debe aparecer si o si luego de esa acción. En esta página “post-click” también estaría bueno guiar al usuario para que continúe navegando en el sitio, visitando productos similares o leyendo un artículo relacionado con su búsqueda. Hay que aprovechar cada espacio al máximo, sin saturar los ojitos del lector.


Luego metes la landing al horno (contratando a un diseñador y a un redactor que te ayuden), la probas antes de servirla y ahi sí, la repartís para todos los comensales la puedan disfrutar.

via GIPHY

Lucia Bodo

Directora de Nidos

Facebook  |  LinkedIn  |  Twitter

Compartí este artículo

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *